No soy médico, no conozco los efectos que produce utilizar el cigarro electrónico ni las cantidades de líquido, de nicotina o el modo de fumar que son “seguras”. No tengo ni idea, sólo sé lo que he hecho yo.

Creo que eso te quede claro, cristalino… No pretendo darte ningún consejo ni que hagas lo mismo que he hecho yo para dejar de fumar.

Lo único que pretendo es transmitir cómo he dejado de fumar gracias al cigarro electrónico por si eso te ayuda a ti a dejar de fumar o te motiva para hacerlo, pero no te estoy diciendo que tú hagas lo mismo ni creas que este método que he utilizado es seguro. La verdad es que no lo sé.

Por tanto:

LO QUE HAGAS SERÁ TU RESPONSABILIDAD

En general, los organismos oficiales de salud recuerdan que “El cigarrillo electrónico no es un dispositivo seguro para la salud ni de aquellos que lo consumen activamente ni de aquellos que lo hacen pasivamente.”.

Dejando esto claro, si tienes cualquier duda, inquietud o molestia, te recomiendo que suprimas el uso del cigarrillo electrónico y consultes con tu médico, incluso antes de intentar dejar de fumar con cualquier método.

Y ahora, al lío.

SIGUIENTE CAPÍTULO: RECOMENDACIONES ACERCA DEL CIGARRILLO ELECTRÓNICO

[Total:1    Promedio:5/5]