(Lee antes el texto de la página principal si no lo has hecho ya)

No intentes dejar de fumar hasta que leas todo el texto y no compres ningún modelo de cigarrillo electrónico hasta que leas mis explicaciones en ese sentido, es importante.

Lo que más me ha costado en esta vida ha sido dejar de fumar. Bueno, realmente, lo que más me ha costado en la vida ha sido encontrar la forma de que me resultara fácil dejar de fumar.

Me he sacado dos carreras mientras trabajaba, he escrito y publicado un libro, he dado talleres y conferencias y hablado en escenarios delante de cientos de personas y lo único que me suponía un problema, lo único a lo que no podía enfrentarme, la única batalla que sabía que tenía perdida de antemano era la batalla contra el tabaco.

He conseguido muchas cosas de las que me he propuesto en la vida y, las que no he conseguido, al menos las he luchado y he puesto empeño en ellas, pero el tabaco me superaba antes de empezar a luchar, cuando me proponía dejar de fumar sabía que no lo conseguiría en el minuto uno de tomar la decisión.

No lo he hablado con nadie pero tengo la intuición de que todos los fumadores tenemos un sentimiento muy íntimo, secreto y que nos avergüenza reconocer y es que en algún momento pensamos que aunque nos detectaran un cáncer, no sabemos si seríamos capaces de dejar de fumar.

Pensamos que no podremos dejar de fumar nunca.

Esto es algo que no confesé a nadie, pero me atormentaba un poco… Y me frustraba de tal manera que el pensamiento de dejar de fumar era constante y, cuando lo tenía en la cabeza, fumaba más todavía.

Mi primer cigarro me lo fumé a los 14 años. Al principio fumaba sólo los fines de semana por hacerme el mayor, el importante, pero creo que en menos de un año ya fumaba todos los días. Empezar a fumar ha sido lo único de lo que me he arrepentido en la vida. Antes de dejarlo fumaba unos 25/30 cigarrillos al día. Dependía, básicamente, de la hora a la que me acostase, por lo que si salía por la noche, el número era mayor.

# MODO TABACO MALO: ON

Muchos métodos para dejar de fumar se basan en el miedo pero, si estás leyendo esto, lo tienes claro. Estarás harto de ver mensajes y fotografías negativas en los paquetes de tabaco, estarás harto de que te digan que tienes que dejar de fumar, de que te digan que fumas mucho, de que te digan que la única forma de dejar el tabaco es dejándolo. Si contarte lo malo que es el tabaco funcionara, ya habríamos dejado de fumar todos…

Así que no te voy a machacar con esto. Todo lo que te voy a contar malo del tabaco está reducido en estos tres párrafos y en un concepto que ya tienes claro: FUMAR ES MALO.

Fin de la explicación de las maldades del tabaco.

# MODO TABACO MALO: OFF

También te habrás encontrado con exfumadores que te dicen que dejar de fumar es muy fácil, que se levantaron un día y dijeron, hoy no fumo, y ya está… Y pensarás que a ti no te ha pasado eso, que a ver si tú te levantas algún día y dices, hoy lo dejo, y te resulta igual de fácil… A mí no me pasó eso y, cuando me encontraba a algún exfumador que me lo decía, me daba bastante rabia porque sabía que ese día no llegaría en mi caso.

Posiblemente, además, hayas pasado por varios métodos para dejar el tabaco. Yo he probado acupuntura, homeopatía, hipnosis, dejar de fumar poco a poco, chicles, pastillas… hasta fui a que me pusieran una especie de diodos en la cabeza que hacía vibrar mis empastes… Y es que si alguien me decía que poniéndome un pepino en la cabeza dejaría de fumar, allí que iba yo sin preguntar si era seguro y soltando mi dinero.

Por supuesto, también intenté dejar de fumar con el famoso libro “Dejar de fumar es fácil si sabes cómo” que realmente se llama “Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo”, de Alle Carr, pero yo debo de estar en ese 40% que no lo consigue por ese método…

También estarás harto de intentar dejar de fumar por tu cuenta sin que nadie de tu entorno lo sepa sabiendo que tienes la batalla perdida antes de empezar.

A ver si te suena esto. Última hora de la noche. Te enciendes el último cigarro del día y dices, mañana lo dejo, seguro… Te vas a la cama y al levantarte das el primer sorbo al café y te enciendes un cigarrillo… En los mejores casos logras aguantar 5 minutos, pero básicamente pierdes la batalla sin haber siquiera planteado un poco de lucha a las ganas de fumar. A mí sí que me suena, y mucho. Estuve años siguiendo este ritual cada cierto tiempo, lo que me hacía más débil y haciéndome la misma promesa: mañana lo dejo

Desde que me enganché al tabaco y empecé a fumar todos los días, creo que no ha habido ni un solo día de mi vida que no haya fumado, al menos, un cigarro. Incluso en el hospital, ingresado por una operación, conseguí tabaco y me lo fumaba por la ventana. Patético.

La primera vez que dije que iba a dejar de fumar fue en Selectividad. Me dije a mí mismo que cuando acabasen los exámenes y aprobara lo dejaría, que antes no porque tenía que estudiar.

¿Qué pasó? Pues lo de siempre, que aprobé y no lo dejé porque no era el momento, estaba el verano y me lo merecía, además, después tenía que entrar en la Universidad e iba a ser duro, así que lo haría en Navidad.

¿Qué pasó? Que Navidad es mala fecha, porque sales con amigos, las cenas familiares, las copas… así que mejor después de que pasen las fiestas.

¿Qué paso? Que vuelven las clases y claro, primer año de Universidad y estás con los amigos, y sales, y no es momento…

¿Qué pasó? Que nunca es momento, que en cuanto dices que vas a dejar de fumar, te enciendes un cigarrillo.

¿Sabes las palabras esas que utilizamos? ¿Cómo se dicen? ¿Cuándo no queremos hacer algo? ¡Ah, sí! EXCUSAS y AUTOENGAÑO.

Tengo un año, un mes y un día más que mi chica… Siempre digo en broma que es como una condena… Así que hoy, a mis 41 años, el día del cumpleaños de María José, a un mes y un día de mi 42 cumpleaños, 7 de agosto de 2017 he acabado con lo que de verdad es una condena, el tabaco.

Hoy 7 de agosto ha sido mi primer día sin fumar tabaco “normal” desde los 15 años, que se dice pronto… 27 años fumando todos los días, una media de 20 cigarros, porque habrá días que me he fumado menos pero otros muchos me he fumado más… Un total de 197.100 cigarros consumidos…

He calculado la cifra porque se me ha ocurrido mientras escribía, no por otro motivo, soy informático, entre otras cosas, y alguna licencia friki tengo que permitirme… 😉

Hoy, que no me he fumado ningún cigarro, he empezado a escribir este texto.

Son las 2:00 de la mañana, creo que va siendo hora de acostarse… Me voy a fumar el cigarrito de antes de acostarme… ¡Ah, no! ¡Si ya no fumo tabaco! Vapearé un poco, y a la cama… 😉

SIGUIENTE CAPÍTULO: CONSIDERACIONES PREVIAS

[Total:1    Promedio:5/5]