LO MÁS IMPORTANTE

El modelo de cigarrillo electrónico ha sido clave en el éxito de dejar de fumar.

Te voy a explicar varias cosas acerca del cigarrillo electrónico para que las tengas en cuenta y no te pillen por sorpresa.

Estas recomendaciones son las que han hecho que no fracasara como me pasó en las cuarenta millones de pares de veces que intenté dejar de fumar antes y en las dos veces anteriores que lo intenté con el cigarrillo electrónico.

Creo que cuando dejamos de fumar de forma “tradicional”, lo que nos falta es, precisamente, el acto de fumar. Dejamos de fumar y, cuando sentimos ansiedad, no encontramos nada que hacer que se parezca mínimamente a fumar un cigarro.

Por eso todo esto que te voy a contar es importante.

ELECCIÓN DEL MODELO DE CIGARRILLO ELECTRÓNICO

Este es el punto más importante y el motivo de mis dos fracasos anteriores a la hora de dejar de fumar con este aparato.

En las dos ocasiones anteriores compré el modelo básico de cigarrillo electrónico que me vendieron en el estanco, ese que tiene forma de cigarro, más grande, con  una batería pequeñita. Te pongo una foto.

La sensación a la hora de fumar con este tipo de cigarrillos electrónicos se aleja mucho de hacerlo con uno de más calidad.

Yo te voy a enseñar los dos modelos que utilicé y, después del tiempo que llevo usándolos, te voy a recomendar uno de ellos que es el que mejor resultado me ha dado (y es más barato que el otro modelo).

Es fundamental que compres este modelo o uno similar. Yo no entiendo de cigarrillos electrónicos pero creo que el que te voy a enseñar es el adecuado para lograr tu propósito, que no es más que dejar de fumar. La diferencia con el primero que compré es abismal.

Aquí te pongo los modelos de cigarrillo electrónico que compré y que te recomiendo que compres. Si quieres verlo, ayúdame compartiendo…

Para lograr dejar de fumar compré dos modelos diferentes, el modelo SMOK Stick V8 Kit y un modelo supuestamente inferior, el SMOK VAPE Pen Plus. La diferencia reside en que con el primero puedes regular el caudal de aire que entra y, por tanto, la resistencia del aire a la hora de tomar las caladas.

Te pongo dos modelos y las resistencias. El primero es de 3000mAh, que es el que yo tengo, y el otro cigarrillo electrónico, más barato, de 2000 mAh.

Supongo que irán igual pero el de menos amperios tendrá una duración menor de su batería…

Al principio me pareció muy bien porque podía forzar la resistencia en mis pulmones pero luego me he dado cuenta de que, a parte que lo del caudal se endureció y tuve que dejarlo fijo, no es importante. De hecho, ahora el único que utilizo es el modelo inferior, el que no tiene regulador, y el otro lo tengo de emergencia.

TEN EN CUENTA

El cigarrillo electrónico es un coñazo, nada que ver con el tabaco normal.

Así que te voy a escribir varios puntos, todos muy importantes, que tendrás que tener presentes y que, conociéndolos, harán que tu relación con el cigarrillo electrónico mejore un poco.

  • EL CIGARRILLO ELECTRÓNICO MANCHA

    Tarde o temprano el cigarrillo electrónico va a soltar parte del líquido que contiene. Lo hace por la entrada de aire. Supongo que se condensa o no se evapora suficientemente bien y termina por gotear.El componente principal de los líquidos, por lo que he visto, es la glicerina. No sé si has trabajado con glicerina, yo lo hice una vez para hacer unas fotos de gotas y es un líquido que parece agua pero es más viscoso y pegajoso.

    Tendrás que llevar el cigarrillo en una funda o similar y algo para limpiarlo y limpiarte las manos cuando te manches, que te mancharás.

    Yo lo que hice, y te recomiendo que hagas, es comprar un estuche en el que quepa el cigarrillo, un bote de líquido y en mi caso, un trozo de bayeta de esas de tela, no las amarillas, o en su defecto unos cuantos clinex.

    Como las bayetas eran muy grandes, yo corté una en varios trozos para dejar uno en el estuche, y otro en la mesa en la que recargaba el cigarrilo porque, como mezclaba los líquidos directamente en el depósito, tenía que agitarlo para que se mezclara bien y lo hacía envolviéndolo en la bayeta para que no manchara.

    El estuche que compré fue este:

    Es un poco ajustado para todo pero logré meter, incluso, los dos cigarrillos electrónicos al mismo tiempo y la bayeta. Compré este porque quería que ocupase lo mínimo posible y, tras probar 3, este fue el que más se adaptó a mis necesidades.

    Además es perfectamente impermeable y, si suelta algo de líquido dentro, al ser de tela y llevar además la bayeta, se absorbe y no hay problema.

    Por supuesto, ¡guárdalo siempre apagado!

  • EL CIGARRILLO ELECTRÓNICO QUEMA

    Tal y como yo utilizo el cigarrillo electrónico, luego te explico con más detalle, el cigarrillo electrónico se calienta, y mucho. Puede quemarte los labios, en serio, se pone muuuuy cliente. Además, en una sola ocasión, no sé lo que hice pero me debí quemar la punta de la lengua y me salió una pequeña llaga, así que, ten mucho cuidado.

    Si notas que se calienta mucho, intenta dejar más tiempo entre calada y calada y procura que éstas no sean muy largas.

  • NINGÚN SABOR SE PARECE AL TABACO

    Aunque compres líquido de “sabor tabaco”, yo no he encontrado nada ni remotamente parecido al tabaco, ni rubio ni negro y de todos los sabores que compres te cansarás. Son como dulzones, no sé, no me termina de convencer ninguno aunque, al final, te quedas con dos o tres que te medio gustan y tiras con esos. No te recomiendo bajo ningún concepto ni el de chocolate ni el de limón, ambos son realmente asquerosos, al menos para mí, pero para gustos colores así que siéntete libre.

    Mis tres líquidos de cabecera son el de tabaco, el de café y, en menor medida, el de vainilla.

    A lo mejor los de fruta están ricos, pero después de la experiencia con el limón, penosa porque sabía a fairy y que no me gusta mucho la fruta, ni siquiera los he probado.

    Te recomiendo que compres una sola unidad de varios sabores y los pruebes hasta que des con el que te guste más, después podrás hacer una compra mayor.

  • LA NICOTINA ES TÓXICA

    Vas a echarle nicotina al cigarrillo electrónico y la nicotina es tóxica. Tenlo en cuenta. Yo he llegado a encontrarme con mareo y dolor de estómago al abusar de la nicotina. Así que regula la dosis con sentido común. Ante cualquier duda, baja la dosis o deja de vapear. No soy médico así que, lo que hagas, hazlo bajo tu responsabilidad y siguiendo tu sentido común o los consejos de un profesional médico o similar.

    Te comentaré que, después de dejar la nicotina más de una semana, volví a meterle nicotina y me sentó realmente mal, nada que ver con el principio. Mareo, dolor de estómago… así me dí cuenta realmente de lo que hacemos cuando fumamos o vapeamos nicotina.

  • ¿CÓMO VAPEAR?

    Las personas que he visto vapear por la calle y en la tienda de vapeo no lo hacen como lo hago yo. En mi caso creo que la forma de vapear que tengo es la que me ha permitido dejar de fumar, aunque también es la responsable de que las resistencias me duren tan poco. El cigarrillo electrónico tiene un botón que pulsas para que vaporice el líquido del depósito. Si das caladas sin pulsar este botón no sucede nada, es decir, aspiras aire sin más, sin líquido vaporizado.

    Lo que yo hago es empezar a aspirar sin pulsar el botón, en medio segundo lo pulso y lo dejo pulsado uno o dos segundos, dependiendo de la calada que quiera y, después, suelto el botón pero sigo aspirando aire para terminar de absorber el vapor y para que la cantidad de vapor de líquido en los pulmones se mezcle con aire limpio y baje su proporción. Eso evita en parte el golpe de garganta del que te hablo a continuación.

    Al principio, cuando estaba dejando el tabaco, vapeaba como fumaba, que era rápido. Lo que hacía era repetir el proceso que te he explicado, dando caladas largas y con pulsación de botón sólo en la parte central de la calada, muchas veces seguidas. Podía dar 15 o 20 caladas seguidas espaciándolas unos pocos segundos solamente. Esto hacía que me saciara y dejara de sentir necesidad de fumar aunque es el motivo principal de que el cigarrillo se caliente como se calienta.

    Ahora estoy más tranquilo y vapeo con la misma intensidad de calada pero espaciándolas en el tiempo mucho más. Eso me ha hecho ahorrar en resistencias… 😉

    • EL GOLPE DE GARGANTA

      Los que están más puestos en esto del cigarrillo electrónico llaman “golpe de garganta” a la sensación que produce vapear en la garganta, sobre todo la primera calada de cada vez que lo utilices. Este “golpe de garganta” solo se produce si el líquido tiene nicotina, si no tiene es como si fumases aire de sabores.

      El golpe de garganta es el mecanismo natural que tiene tu cuerpo para decirte que lo que estás respirando es malo y lo que pasa es que te da tos fuerte y en muchas ocasiones inevitable, sobre todo si le has dado una calada larga.

      Lo que yo hacía para evitarlo era dar caladas largas pero pulsando el botón de vapear muy poco tiempo. Es decir, la primera calada duraba 3/5 segundos pero sólo pulsaba el botón de vapear durante medio segundo, siguiendo después aspirando sólo aire. Si repites eso una o dos veces tu cuerpo se acostumbra y la siguiente calada puedes darla normal, como explicaba arriba.

  • EL PRECIO DEL CIGARRILLO ELECTRÓNICO

    Aunque ahora me sale más barato vapear que fumar, al principio gastaba más. A parte del gasto de los dos cigarrillos electrónicos que compré y las resistencias, gastaba muchos líquidos y, aunque cada bote de 10ml es más barato que un paquete de tabaco, en ocasiones gastaba dos o tres al día. Eso, en dinero, era más que fumar tabaco normal. Ahora gasto muchos menos depósitos porque vapeo muy poco y, aunque ahora que escribo esto todavía vapeo, mi intención, como sabes, es dejarlo completamente así que espero que cuando estés leyendo esto haya dejado de vapear ya y todo sea ahorro.

  • MEZCLAR LÍQUIDOS

    Cuando leas el diario verás que la forma de dejarlo fue utilizando nicotina mezclada con líquidos sin nicotina, de forma que reduje la dosis en muy pocos días sin sentir ansiedad por la nicotina. La mezcla de líquidos es sencilla, siempre que no estés en la calle pero, aun así, te lo explico.

    Lo que yo he hecho ha sido llenar, por ejemplo, medio depósito de líquido con nicotina a 6mg y el otro medio depósito con líquido de sabor sin nicotina. Entiendo que así es como si llenase el depósito con líquido de 3mg.

    Después de echar el líquido en el depósito, envolvía el cigarrillo electrónico en un trozo de bayeta y lo agitaba unos segundos para que se mezclara bien.

    Cuando fumas tabaco normal, te sales a la calle, te lo enciendes, te lo fumas y punto. Si tienes que llenar el depósito en la calle y encima mezclando líquidos, puede ser un poco odisea, así que ve preparado y sal de casa con el depósito lleno.

  • HAMBRE Y SUEÑO

    ¿Dejar de fumar engorda? Pues no lo sé pero he sentido, en cuanto dejé la nicotina por completo, mucho sueño. No sé si la nicotina es un excitante, sería la primera noticia que tengo, pero cuando dejas la nicotina, al menos en mi caso, sientes sueño a todas horas. Yo creo que es porque el cuerpo empieza a limpiar y eso le hace gastar energía porque si no, no me lo explico. Y el hambre. He sentido hambre a más horas de las que lo sentía antes. No creo que sea por ansiedad, porque no la he sentido como cuando intentaba dejar de fumar, creo que es que el tabaco quitaba el hambre. Ahora como pocas cantidades pero muchas más veces al día. Esto tiene, además, un beneficio en mi estómago porque me hace sentir con más energía y mejor, aunque me de sueño…

  • QUÉ CANTIDAD DE NICOTINA UTILIZAR

    Al principio esta era mi mayor duda. Pregunté a proveedores tanto de internet como de tienda física. Les pregunté qué cantidad echarle al cigarrillo electrónico y cuántos depósitos eran normales vapear al día.En cuanto al número de depósitos me dijeron que hay gente que vapea uno y otras personas 5 o 6, que dependía de cada uno y que no pasaba nada.

    Lo que sí que me preocupó es que todos me dijeron que empezara con mucha cantidad de nicotina, 12 o 18mg… y que vapeara a discreción. A mí, personalmente, me pareció una barbaridad. Me comentaban que tenía que engancharme primero a la nicotina del cigarrillo electrónico para después reducir, que si no, fracasaría en mi intento y que después podría reducir.

    A mí, más de 6mg me parece mucho y más después de lo que te he comentado de que me sienta mal con mareos y dolor de estómago.

    Como los primeros días fume lo que quise, aunque fue poco, preferí echarle mucha menos cantidad de nicotina. Empecé con 6mg pero rápidamente bajé a 3mg, después a 1,5mg y después la eliminé.
    Esto lo hice así porque sabía que, tuviera 12mg o tuviera 3mg, iba a usar el cigarrillo a todas horas para quitarme el mono de la acción de fumar, así que preferí empezar con poco y reducir si me iba bien.

    El resultado ya lo ves, ya no fumo tabaco tradicional, ya no vapeo nicotina y mis minutos de vapeo se han reducido muchísimo.

Bueno, y creo que eso es todo… Pedazo de capítulo, pero cada punto es importante… Ya te queda poco para empezar a liberarte del tabaco…

¡Ánimo!

SIGUIENTE CAPÍTULO: ERRORES QUE NO DEBES COMETER

[Total:1    Promedio:5/5]